Baile, sonrisas, risas, palmas e ilusión

El otoño es una época propicia para recibir aires de renovación, esa es la suerte que tuvimos con la visita de nuestros amigos rusos, una visita propiciada por nuestros colaboradores a los que agradecemos la oportunidad que nos dieron de realizar una "Experiencia Flamenca" de lujo.

Ésta fue la petición que nos hicieron:

Diseñar una tarde en la que los viajeros conocieran más la cultura flamenca y la pudieran sentir muy de cerca

...y a ello nos pusimos...!

Días después, la plaza de Santa Ana se llenó de baile, sonrisas, risas, palmas e ilusión. Como maestras de baile pudimos tomar conciencia una vez más del poder que tiene la música y el arte uniendo culturas, no hay más que hacerlo desde la autenticidad y querer compartir desde el corazón.

6.jpg

 

Amigos rusos os esperamos de nuevo, aquí estamos con los brazos abiertos dispuestos a bailar!

flamenco madrid